Mi imprescindible en corrección

Las horas de escritura han terminado. Luce ahí en el ordenador, el borrador de tu escrito. Ahora toca darle rienda suelta a esos errores que somos capaces de percibir. Es cierto que nuestro ojo crítico no le dará la pulida necesaria, por eso siempre se va a requerir de un profesional para dejarlo listo para…