Miguel “Mike” Soto es un egresado de la carrera de Psicología de la FES Zaragoza (de la UNAM). Originario de Iztapalapa, Ciudad de México, es autor de los libros “El Equipo Perfecto” y “A las 10 de la Noche”, fundador y director de “El Ocaso de las Letras” y miembro de la Confederaciones de Asociaciones de Jóvenes Lectores y Escritores. Ha sido seleccionado en convocatorias como “Boutique con Causa”, “Coyoacán en tus Letras” y “Escritores por el Mundo”, ponente en la gira de aniversario de Universo de Letras y tallerista de creación de cuento. Cree firmemente en el talento de los artistas jóvenes y/o desconocidos.

¿Cómo ha influido su carrera de Psicología en la labor de escritor?

Mi carrera ha ayudado a mis escritos a madurar. Ahora que entiendo más el comportamiento humano, mis personajes reaccionan a sus circunstancias de forma más natural. Por ejemplo, en una de mis historias, un joven sufre la pérdida de un ser querido y queda con un trastorno muy fuerte. Cosas como estas me ayudan a reflejar lo que estudio en lo que me gusta hacer.

¿Desde qué edad comenzó a escribir?

Escribí un cuento a los 8 años para un libro en el que varios niños de primaria y secundaria compartían una historia; ese fue mi primer acercamiento a la escritura, pero fue a los 13 cuando leí una historia excelente que me hizo buscar más y más cuentos. Conformé los leía, mi mente creaba la imagen de dos adolescentes viviendo una historia en específico. Busqué esa imagen entre decenas de textos y, como no la encontré, decidí crearla. A partir de ahí, mi pasión por la escritura se gestó.

¿Cómo formalizó su escritura?

Creo que fue un año después de comenzar a escribir con más frecuencia. Ya tenía más de 10 historias cortas con los mismos personajes y ellos ya contaban con una caracterización. Cuando descubrí que las historias podían conectarse, decidí unificarlas en un libro. Así nació “F.I.G.H.T.”, mi saga, con su primera parte “El Equipo Perfecto”. Considero que fue ahí cuando formalicé mi escritura.

¿Qué género escribe?

Me gusta (o intento) escribir de todo, pero tantos años trabajando en “F.I.G.H.T.” me hicieron acostumbrarme a la ciencia ficción. Intenté escribir otras cosas (romance, terror, aventuras, psicología) en “A las 10 de la Noche”, pero creo que la ficción es lo que ha terminado por definirme.

¿Puede decirnos qué es lo complejo al escribir su género?

La ciencia ficción da mucha libertad para concebir argumentos y problemáticas; ha cobrado mucha fuerza en los últimos años. Eso ha hecho que surjan montones de ideas y que pocas cosas puedan ser consideradas como originales. Es casi necesario conectar más de dos ideas ya existentes y darles un sentido único para que algo se conviertan en algo propio; si se parte de una sola idea, difícilmente saldría algo original.

¿Le gustaría intentar escribir algún otro género? ¿Porqué?

Desde hace mucho quiero escribir dramaturgia (creo que da una libertad única de describir escenarios y diálogos sin que se conviertan en algo tedioso como podría suceder en una narración), pero no me considero tan apto; no he tenido la oportunidad de estudiar cómo se concibe y se desarrolla el teatro. Lo mismo me pasa con la poesía y el ensayo.

¿Qué valor le ha dado escribir a su vida?

Es un sentido que ha evolucionado hasta ser lo que es ahora. De sentirse como un simple hobbie (lo hacía cuando estaba aburrido y tenía tiempo libre), pasó a ser algo esencial sin lo que no concibo mi vida futura. Es una actividad, un desestrés, un descanso, un modo de vida y una pasión que no solo me ha bendecido a nivel personal, sino que me ha servido para inspirar a otros a seguir sus sueños. Eso último es lo mejor que la escritura me ha dado.

¿Qué y quiénes han sido importantes en su trayectoria de escritor?

Muchas cosas han tenido que ver conmigo como autor, pero las más importantes han sido tres: primero, todas las imágenes, películas, series y canciones que me han acompañado al momento de escribir (me funciona mucho escuchar o ver cosas al tiempo que escribo; me concentra). Segundo, el grupo surcoreano Epik High, mi principal inspiración en la fama, que, a través de sus letras, me ha contagiado de la pasión, la perseverancia, el ánimo y el amor que ellos tienen por la música para que yo lo refleje en la escritura. Y, último y más importante, las personas que han creído en mi trabajo y me han apoyado de una u otra forma, porque son mi principal motivo para continuar haciendo lo que haga. Cuando doy una entrevista, me presento o inicio un nuevo proyecto, tengo en mente a las personas que van a verlo y trato de dar lo mejor.

¿Ha seguido alguna formación como escritor?

De forma independiente, he tomado cursos y leído diversas guías de formación en línea.

¿Tiene alguna manía a la hora de escribir?

La misma que mencioné antes; ver series, películas o escuchar canciones; por alguna razón, me concentra, pues ya sé qué pasará en cada cosa; en cambio, el mundo es impredecible y no me puedo concentrar.

¿Cómo es su ritual de escritura, tiene alguno?

No tengo rutina, pero suelo ponerme los audífonos, poner el video o el reproductor en una ventana pequeña de mi computadora y el texto en una grande; solo es eso.

¿Lleva a cabo algún proceso de documentación?

Escribo para compartirlo; generalmente, en mi página de autor o en la página de escritores que fundé. Cuando se trata de un libro, lo llevo al Instituto del Derecho de Autor para preparar su publicación.

Vemos que ha escrito dos libros, ¿cómo eligió los títulos de sus obras?

“A las 10 de la Noche”, el primer libro que se publicará, es una compilación de historias largas que fueron escritas, terminadas, concebidas y leídas por primera vez a dicha hora, además de ser 10. “F.I.G.H.T.”, mi saga, es un acrónimo de cinco letras que, además de relacionarse con la palabra “pelea” (“fight” en español), están relacionadas con los protagonistas, la problemática, la solución del problema y todo el universo. “El Equipo Perfecto”, primera parte de la saga, es la presentación de los protagonistas y el porqué de su elección como héroes (es decir, por qué son “el equipo perfecto”).

¿Cómo han surgido las historias?

La mayoría surge de una idea que concibo de la nada, una imagen, una escena de película, una canción o una visión cotidiana; trabajo para darle un por qué a todo y concibo la historia para llegar a ello; es decir, suelo comenzar concibiendo el final que el principio.

¿Cuál es su lectura de momento?

Mis textos de la universidad, por el momento. Dejé pendientes dos libros por cuestiones escolares: “La Chica del Tren”, de Paula Hawkins y El Juego de Gerald de Stephen King.

¿Qué recursos considera importantes en su formación de escritor?

Todas aquellas historias y películas que han servido para concebir lo que he hecho. En especial, las historias de Giancarlo Mangas, un autor de ciencia ficción y terror que comparte sus historias a través de su canal de YouTube, “gambitojoss”:

¿Qué le diría a alguien que quiere ser escritor?

Puedo decir que difícilmente alguien va a creer en el escritor que solo cuenta con ideas y su entusiasmo, pero no algo tangible (un libro, historias o afiliación a un proyecto); ante tal falta de apoyo, lo mejor que cualquier artista puede hacer es creer en sí mismo y trabajar aunque nadie lo apoye; ese apoyo llegará por sí solo, cuando las obras empiecen a hablar del artista.

¿Podría hablarnos de algún proyecto próximo a presentar?

“A las 10 de la Noche” está en proceso de publicación y me encuentro escribiendo una nueva historia; llevará el título de “Palabra Prohibida” y será mi segunda historia de terror.

En su ciudad, ¿cómo se desenvuelve el mundo de la escritura? ¿Qué cambiaría?

A lo largo de mi vida he encontrado jóvenes que, al igual que yo, tienen un entusiasmo grande por escribir, pero no reciben apoyo. Suele apoyarse solo lo que ya cuenta con fama y difusión. Eso es lo que cambiaría; el poco apoyo que se da a los artistas emergentes.

Para terminar, ¿Podría decirnos tres características que lo definen en su manera de escribir?

A decir de mis lectores, me caracterizo por los finales inesperados. Quizás, se debe a que suelo concebir, en primer lugar, el desenlace de una historia. Otra sería el uso de personajes que superan algo de sí mismo o algún reto; por último, la ambientación en sitios cotidianos en los que sucede lo imposible.

 

Agradecemos al escritor Mike Soto por ser parte de Entre Escritores. Puedes seguirlo en su página en Facebook.