No es cosa del otro mundo que los escritores empleemos las famosas notas adhesivas para evitar cualquier olvido. Bien, no es cosa del otro mundo emplear este material para la elaboración de nuestras historias.

A continuación, comparto un método de organización de ideas que puede ser útil al momento de escribir.

Material:

  • Post-It de varios colores
  • Marcadores o bolígrafos
  • Check-list de las ideas previas de la historia a desarrollar

Existen de diferentes tamaños, colores y modelos, elige la que de más a tu personalidad.

El resultado que obtendremos será una escaleta dinámica, dinámica en el sentido que será demasiado flexible cambiar el orden con el simple hecho de eliminar o alternar ciertas notas.

Para empezar, ya habrás identificado los personajes primarios y secundarios, sino es momento de hacerlo llenando una pequeña tabla para no perderlos de vista.

A cada personaje le asignaremos un color, mismo de uno de los post-it. Por ejemplo, Marie es personaje principal tendrá el color verde.

Enseguida, partiendo de la lista de ideas principales-si estas ya están segmentadas en capítulos qué mejor-seleccionaremos ACCIONES, EVENTOS RELEVANTES. Ejemplo: Capítulo 1: Marie encuentra una caja negra de cartón. Debe ser breve y conciso de tal manera que podamos redactarlo en el post-it. No olvides identificar el grado de relevancia de estas acciones.

Con esta técnica no entramos en detalles a menos que manejemos una escaleta por niveles, yendo desde las ideas más generales a las más particulares, pero para empezar es indispensable manejar las ideas generales.

Una vez que estemos redactando cada nota, es importante buscar un espacio donde colocarlas, yo he elegido la puerta de mi habitación, de esta manera todos los días las leo.

Para corroborar la escaleta, ten a la mano las fichas de personajes y todos los apuntes previamente elaborados. Es increíble las posibilidades que tiene tu historia cuando mueves un par de post-it de lugar. ¿Y si comienza la historia por el final o a partir del desarrollo? Visualiza los posibles saltos en el tiempo, así podrás definir mejor tu narrador. Analiza las acciones que no son tan importantes y si no son necesarias, elimínalas.

Antes de sentarte a escribir (lo ideal es que los post-it estén cerca de tu lugar de escritura), haz una gráfica para verificar la participación de tus personajes en relación con las emociones que se generan. Así, podremos ver que no se trate de una historia lineal, sino que tiene altos y bajos según las acciones que escribimos. También podremos ver si un personaje, en este caso Marie es en verdad principal y no secundario, todo por el total de acciones y la frecuencia en la historia, vemos sí hay o no tensión.

Como podemos ver, se trata de un método bastante simple incluso como recurso para romper el bloqueo de escritor. ¿Cuál es tu método favorito al momento de organizar tus ideas? Puedes dejarlas en los comentatios.

¡Hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s